WeCreativez WhatsApp Support
Estamos aquí para ayudarte
Hola, ¿En que puedo ayudarte?

La motivación personal es obviamente un pilar de la realización personal y la búsqueda de la felicidad.

Sin esta fuerza, este deseo de dar lo mejor, se vuelve difícil darse a sí mismo los medios para conocer el éxito.

Pero aquí todos somos víctimas de distracciones, el deseo de tomar el sol … Después de todo, ¿quién no sueña con generar ingresos sin trabajar? ¿Quién no querría limitar sus esfuerzos mientras es recompensado?

Ten la seguridad de que este reflejo psicológico es completamente natural. Incluso creo que los que te dicen que nunca reacciones así exageran un poco.

El arte de hacer excusas es la tendencia a deshacerse de las responsabilidades y al mismo tiempo justificar nuestra falta de motivación por elementos externos: «sí, pero está lloviendo», «de todos modos, ya tengo paga, Ayer trabajé «,» ¿cómo puedo concentrarme mientras tengo problemas familiares? «No, ahora no quiero, lo haré más tarde»

Este comportamiento, por comprensible que sea, puede enredarte en una espiral y la negatividad llevarte a perder de vista tus metas diarias y, finalmente, perder el sabor del desafío de tomar el riesgo y alcanzar tus objetivos.

Si las excusas que encontramos nos permiten sentirnos satisfechos en el futuro inmediato (porque estamos liberados de nuestras obligaciones), cuestionan nuestra visión a largo plazo , a menudo creando un fuerte sentimiento de culpa.

Aquí hay algunos consejos para recuperar su motivación personal y limitar la multiplicación de tus excusas

La motivación personal como estado de «trance».

No tengas miedo de este título, no soy un gurú!

No, cuando hablo de trance, estoy hablando de ese impulso, de esta fuerza psicológica que nos impulsa a querer lograr nuestros objetivos , a lanzar cuerpo y alma a una actividad, sea la que sea.

No es necesariamente el hacer una tarea en sí lo que nos da satisfacción, sino su cumplimiento, la materialización de un resultado, generando orgullo y estimulando nuestro ego .

Recuerda: ¿cómo te sentiste la última vez que completaste un trabajo que requirió varias semanas de investigación? ¿O cuando aprobaste un examen después de estudiar durante semanas?

Las satisfacciones que fluyen de nuestra motivación personal son la felicidad puntual, son también los medios que den alegría a nuestra vida cotidiana y, de la misma manera , estimula las ganas de volverlo a repetir.

Yo, por ejemplo, siempre estoy emocionado cuando publico un nuevo artículo. Mientras escribo, me pregunto cómo reaccionarás, si logro conectar contigo como quisiera. Este deseo de compartir es para mí, una fuente de motivación.

Motivación personal a través de la introspección.

Las excusas que hacemos a los miembros nuestro entorno no son necesariamente cuestionadas por ellos. Pensamos entonces que fueron justificaciones convincentes.

Pero la única persona que conoce los entresijos de la situación eres tú. Sí, podemos jugar con otros haciéndoles creer lo que queremos con la intencion de no ser atrapados. ¿Pero es eso lo importante?

En lugar de tratar de encontrar excusas, ¿por qué no probar tu intelecto para resaltar las verdaderas razones de tu falta de motivación personal?

La motivación personal no aparece por sí sola cuando se despierta, es el resultado de la reflexión y el cuestionamiento perpetuo. Es la definición de objetivos concretos, alcanzables y rentables que te permitirán mejorarla.

Para encontrar la motivación personal y convertirla en un estado mental concreto, es necesario resaltar lo que esperas de tu vida diaria .

¿Qué satisfacciones podrás sacar de tu día? ¿Cómo materializarlos? ¿Están los esfuerzos requeridos en línea con la recompensa?

Si este no es el caso, tendrás que pensar seriamente sobre tu situación. La búsqueda de la felicidad implica la recompensa personal y la realización en nuestras actividades diarias. Si tu ocupación no coincide con su personalidad, no la ocultes.

Ten en cuenta que nunca es demasiado tarde para cambiar tu vida, siempre que tu hoja de ruta esté bien definida. Confía en tu instinto. Él sabe dónde se esconde tu motivación personal.

El mio me permitió prepararme, Crear nuestra empresa y lanzar este blog para compartir nuestros contenidos con nuestros lectores.

La motivación personal como indicador de tu estado de salud.

Las excusas que utilizamos para justificar nuestra falta de motivación personal son a veces manifestaciones psicológicas de nuestro estado de salud . Nuestro cuerpo o nuestra mente nos envía una señal, una notificación de demasiada fatiga.

Las razones son tan diversas como variadas (exceso de trabajo, estrés …) y no deben ignorarse. La motivación personal a veces puede empujarnos a ir más allá de nuestros límites.

Antes de dedicarme a mi profesión y a esta pasión de la escritura, no era lo más serio … no tenia hábitos de lectura y tampoco me gustaba mucho escribir. Ahora es todo lo contrario.

Cumplo mis obligaciones laborales por la mañana, a veces escribo hasta tarde en la noche y cuando no estoy trabajando, pienso en mis temas, todo esto a veces me hace sentir agotado. Aquí es donde me doy cuenta de que también debo cuidarme.

El cuerpo no siempre puede seguir al espíritu. Debemos respetarnos mutuamente, darnos los medios para vivir en buenas condiciones para mantener la máxima eficiencia.

Recreación,descanso, trabajo, descanso … todos los factores necesarios para apaciguar nuestra psicología.

No descuides tu salud.

Si comienzas a encontrar excusas para reducir la velocidad de tu flujo de trabajo o simplemente para limitar sus actividades, pregúntate sobre tu cansancio.

¡Puede ser tu subconsciente tratando de decirte algo!

Motivación personal y miedos inconscientes.

La explicación de la redacción de excusas que limitan la autotrascendencia y la concentración en nuestros objetivos personales, no siempre radica en un simple deseo de no hacer nada o falta de motivación personal.

Muchas personas han establecido objetivos medibles, específicos, alcanzables y satisfactorios que tienen miedo inconsciente al éxito. Saben que todo descansa sobre sus hombros y que están solos en sus responsabilidades.

La motivación personal está siempre presente, pero la presión puede aparecer, influyendo en la psicología y la determinación. Las excusas que se dan luego sirven de «prevención», colchones para amortiguar una posible caída.

Nunca dudamos más que cuando el éxito está a la mano…

La motivación personal está influenciada por nuestro entorno, nuestros valores y nuestra concepción del mundo que nos rodea.

Para justificar la ausencia (o disminución), luego tendemos a encontrar justificaciones, excusas, a no tener que enfrentar nuestra mayor responsabilidad: la de hacerse cargo, dar un paso al frente y tener liderazgo para lograr la felicidad!