Nuestros Asesores estan aqui para ayudarte con cualquier duda, no dudes en contactarlos

El marketing de contenidos es un enfoque de marketing estratégico centrado en la creación y distribución de contenido valioso, relevante y consistente para atraer y retener a una audiencia claramente definida, y en última instancia, para impulsar la acción rentable del cliente.

¿Cuál es el propósito del marketing de contenidos?

Ahora que tiene una mejor idea de lo que es el marketing de contenidos en términos de definición, ¿Cuál es el punto? ¿Cuáles son los objetivos detrás de este enfoque de marketing?

Hay algunos como:

  • Incrementar la reputación de la marca o mejorar su imagen;
  • Aumentar los suscriptores a una lista de correos electrónicos;
  • Elevar el tráfico en un sitio web;
  • Mejorar la referencia de un sitio web en los motores de búsqueda;
  • Generar clientes potenciales
  • Convertir a los consumidores en embajadores de la marca;
  • Aumentar la canasta de compras promedio o ventas del negocio;
  • Promover el reclutamiento
  • Posicionarse como una referencia en su industria.

De hecho, puede haber otros objetivos detrás de este enfoque, lo importante es conocer bien el tuyo para tenerlo en cuenta cuando desarrolles tu contenido y lo difundas.

Si no sabes por qué estás haciendo marketing de contenidos, es hora de involucrarse y hacerse esta pregunta: ¿Cómo apoyará este proyecto los objetivos comerciales de mi organización? Si te das cuenta de que el contenido creado no cumplirá con estos objetivos, tal vez esto no sea una prioridad para tu negocio.

Los 4 mandamientos del marketing de contenidos.

Ahora que conoces sobre el marketing de contenidos y tienes una comprensión clara de los posibles objetivos detrás de este enfoque de marketing, ¿Cuáles son algunas de las cosas que no debes olvidar?

1. Tu audiencia, lo sabrás en la punta de los dedos.

Tu audiencia, tu objetivo, tus seguidores, tus personas, llámalos como quieras, todo lo que importa es conocerlos bien. De hecho, si te preguntan cuál es su objetivo y la única respuesta que te viene a la mente es «todos», no se unirá a nadie o, al menos, a una persona calificada.

Por lo tanto, es mejor tomarse el tiempo para desarrollar tus publico objetivo haciendo las preguntas correctas y haciendo un poco más de investigación para encontrar la información faltante mediante la búsqueda de datos primarios (encuestas, grupos focales, observaciones, experimentos) o secundarios (estadísticas oficiales, estudios, informes, directorios, sitios web, artículos de prensa, datos de clientes existentes).

Si tu compañía está en la industria del café, probablemente se concentrará en cualquier persona porque al 65% de los habitantes del mundo le gusta el café Sin embargo, si está especializado en el café con leche,  debe apostar por el contenido que será de interés para los interesados específicamente en ese tema. En resumen, ¡No dudes en tomarte el tiempo para identificar tu nicho y conocer sus intereses!

Al conocer bien tu objetivo, podrás ofrecer contenido que satisfaga sus necesidades y expectativas. La clave es centrarte en tu público objetivo en lugar de centrarte en tu marca o producto. De esta manera, será más fácil para tu empresa averiguar qué mensaje quiere comunicar a su cliente objetivo y cómo puede lograrlo.

2. Buenas prácticas de creación de contenidos, las seguirás.

El 39% de los comercializadores B2B planean aumentar su inversión en marketing de contenido en los próximos 12 meses y casi el 42% de los comercializadores B2C planean hacerlo. En general, hay muchas empresas que creen en este enfoque y han decidido invertir tiempo, dinero y esfuerzo.

¿Quieres participar en esta tendencia? En este caso, es importante seguir las mejores prácticas de creación de contenido. Para comenzar, debes usar absolutamente estas tres herramientas:

1. Algún documento que presenta la estrategia de contenido e incluye una guía de redacción;
2. Un calendario editorial;
3. Una herramienta de producción y seguimiento de contenido en línea.

Como empezar a desarrollar una estrategia de marketing de contenidos

Para empezar, necesitas desarrollar tu estrategia de contenido que te ayudará a alinear todo el contenido que se necesita crear. La mayoría de las veces, en este documento, encontramos:

  • Un recordatorio de personas.
  • Los objetivos
  • Tipos de contenido (publicación de blog, boletín informativo, video, publicaciones de instagram, etc.)
  • El tono / línea editorial.
  • Los temas a tratar según los intereses y problemas del target.
  • La frecuencia de publicación.
  • Canales de difusión (plataformas)
  • Una lista de palabras clave
  • Las etapas del proceso de compra dirigido (conciencia, consideración, decisión)

Luego, una vez que se desarrolle tu estrategia de contenido, es hora de desarrollar su calendario editorial . Esto te permitirá ubicar tus títulos y tipos de contenido a lo largo del tiempo.

Puedes crear uno cada mes o hacer uno cada tres meses. Se puede crear en una herramienta de colaboración como Google Drive o HubSpot, que permite a todos los involucrados en su proyecto ver lo que se avecina y comentar según sea necesario.

Finalmente, una herramienta de seguimiento y producción de contenido en línea como Gather Content o HubSpot, por ejemplo, es una excelente manera de planificar, aprobar y editar contenido en línea para publicarlo después.

Lo más importante que debes recordar en términos de buenas prácticas es que tienes que hacer un esfuerzo constante en la creación de contenido o fallarás en algún momento.

3. Calidad, predicarás.

Uno de los elementos más importantes es la calidad del contenido que se producirá. Siempre es mejor apostar por la calidad que por la cantidad cuando se trata de contenido.

De hecho, cuanto más útil y relevante sea el contenido para tu objetivo, más valor real tendrá. Además, cuanto más amplio sea el campo de tu contenido con respecto al nicho que abarcas, más verás el crecimiento en la adquisición de nuevos clientes, pero también en la lealtad del cliente.

4. Difusión de contenidos, que no descuidarás.

Un elemento que, lamentablemente, a menudo se pasa por alto es la difusión de contenidos. Tomemos, por ejemplo, un documento técnico desarrollado por una empresa B2B. Pasó de 15 a 20 horas desarrollándolo para ser perfecto y ayudar al cliente.

Se creó una página de destino y la empresa realizó 1 publicación en Facebook y 1 publicación en twitter para compartirla. Lamento anunciar que este recurso en el que ha pasado tanto tiempo puede no generar muchos resultados o, al menos, no aquellos en los que hubiera pensado.

Para honrar este recurso, en el que se pone tiempo y dinero, debemos promoverlo de la manera correcta. De hecho, la difusión en las redes sociales son muy populares y lo mas importantes GRATIS, también se podrían desplegar varios esfuerzos de difusión a través de los empleados de la empresa, así como a través del correo electrónico.

Entonces, como dijimos antes, apostar por la calidad en lugar de la cantidad. Concéntate en crear una buena pieza de contenido y promuévela adecuadamente poniendo aún más esfuerzo en la transmisión.

Entonces, ¿por qué debería importarte?

La respuesta a esta pregunta es simple. Debería estar haciendo marketing de contenido para tener una fuente de tráfico y clientes potenciales que sea mucho más rentable, predecible y escalable que otras tácticas de marketing tradicionales.

Además, si integras tu enfoque de marketing de contenido en una metodología de Inbound Marketing , tendrás más éxito. Al hacerlo, te aseguras de integrar a los visitantes o clientes potenciales generados en un túnel de conversión para alimentarlos (nutrir a los clientes potenciales) hasta que se conviertan en clientes o consumidores.