¿Crees que debes dejar de comercializar durante la pandemia? ¿Cómo puedes estabilizar tu negocio ante el covid-19? ¿Cuál ha sido el impacto del COVID-19 en las pequeñas empresas?

Asegurar la supervivencia y continuidad a las operaciones de las empresas ha sido uno de los mayores retos durante este periodo. La postura que debian tener las empresas ante este incidente es algo como “Prepárate para lo peor, espera lo mejor, y acepta lo que venga”.

Las empresas que por alguna razón no habían utilizado los medio digitales se han avocado por reconfigurar sus formas de trabajo y vivir, ahora la mayorías de las actividades se realizan digitalmente (teletrabajo, el auge de ecommerce debido a la limitación de circulación libre, otros)

El impacto del COVID-19 en las pequeñas empresas

Como humanos, estamos seguros de que tu has sido afectado por el COVID-19 de alguna manera. Ya sea que eso signifique preocuparse por los padres mayores, cambiar los planes de viaje o abastecerse de lo esencial para trabajar desde casa en el futuro previsible, es difícil no sentir estrés.

Como propietarios de una pequeña empresa, es posible que veas menos clientes a medida que las personas limitan la interacción social, cambian los planes de viaje y ocio y se centran en mantenerse más saludables que en comprar productos y servicios.

A menos que vendas papel higiénico o desinfectante para manos, es posible que te preocupe el impacto del coronavirus en tu pequeña empresa; tus ingresos, empleados y embudo de marketing vacío.

Entonces, ¿eso significa que deberías agacharte y detener tus esfuerzos de marketing por el momento? No!

La Organización Mundial de la Salud ha declarado que el coronavirus es una pandemia global, y es un momento muy incierto.

Aunque para algunos el impacto del covid-19 en las pequeñas empresas ha sido negativo, para otros es una oportunidad de reinventarse, somos creyentes que debemos enfocarnos en lo que podemos hacer y cambiar mientras encontramos oportunidades para enfrentar la adversidad.

Cada desafío se puede enfrentar con sentido común, pensamiento racional e incluso amabilidad. Este no es el momento de la irracionalidad. «Preocuparse es como una mecedora, ¡te da algo que hacer pero no ganas nada!»

Sé que estamos viviendo en tiempos difíciles. El virus y la forma en que la economía global responde a las medidas preventivas aplicadas es algo que pasará a los libros de historia.

Pero como dueños de negocios, hay una cosa sobre la que aún tenemos control, y es la capacidad de ser resilientes y tomar las decisiones que nos ayudarán a superar estos tiempos lo mejor posible.

En este artículo, compartimos algunas formas en que puedes abordar el desafío de marketing durante una crisis y mantener tu negocio en marcha.

Comencemos analizando dos de las formas incorrectas de abordar el marketing durante una crisis en este momento:

1. Hacer una broma sobre el coronavirus. Hace unas semanas, era común ver memes en línea y campañas de marketing humorísticas compartidas.

A medida que más y más personas en todo el mundo se vieron afectadas por el coronavirus, estos disminuyeron mucho. Sacar a la luz la situación no solo es de mal gusto, sino que probablemente alejará a una buena parte de tu público objetivo.

2. Jugar con los miedos de las personas. Una cosa es usar un sentido de urgencia para vender tu producto o servicio, pero es otra cosa usar tácticas de miedo.

Por ejemplo, no asustes a las personas para que compren un botiquín de primeros auxilios con un mensaje como «¡Solo quedan dos! ¡No arriesgues la salud de tu familia!» Más bien, enfócate en los beneficios de ser proactivo y estar preparado al abastecerte de suministros médicos. Es muy grande la diferencia.

Asegúrate de que el ángulo y el tono de tu comercialización verifiquen las preocupaciones actuales y los puntos débiles de tu cliente sin capitalizar sus preocupaciones.

¿Cómo enfrentar el impacto del COVID-19 en las pequeñas empresas?

No importa qué tipo de pequeña empresa tengas, tu prioridad debe ser comunicarte claramente con tus clientes para que se sientan cómodos.

Piensa en lo que tus clientes necesitan saber de ti y cómo quieres posicionar tu negocio durante esta crisis.

Aquí hay 3 formas de comercializar tu negocio durante la crisis del coronavirus:

1. Da seguridad de que estás protegiendo la salud de tus clientes. Esto es especialmente cierto si tienes una ubicación física (tienda). Esto puede significar compartir tus prácticas de saneamiento adicionales, colocar una estación de desinfección de manos en el frente de su ubicación o implementar una política donde todo el personal use máscaras y guantes.

Por ejemplo, puedes compartir tus medidas de limpieza preventivas adicionales debido al coronavirus en tu sitio web.

2. Reiventate y Planificate. Debes ser flexible para servir mejor a tus clientes. Eso podría significar que, en lugar de cancelar una conferencia con el cliente, la cambies a un evento virtual.

Si estás planeando un próximo taller o evento, piensa en varias alternativas. Es posible que ya te hayas visto obligado a cancelar o posponer, pero no pienses que todos quieren la solución que tu estás brindando.

Considera opciones como convertirlo en una versión virtual del evento o publicar tu conferencia en una fecha posterior. O tal vez tus clientes obten por el reembolsos de sus boletos.

Por ejemplo, las encuestas y los cuestionarios pueden ser una excelente manera de obtener comentarios honestos de los poseedores de entradas antes de cambiar un evento.

Y, por supuesto, echa un vistazo a todos tus contratos para asegurarte de estar cubierto antes de realizar cualquier cambio.

Si usted es un proveedor de servicios, crea otras formas de ayudar a tus clientes, por ejemplo un entrenador físico le ofrece una manera de mantenerse en forma que no implica estar cerca de un grupo de personas en un gimnasio.

3. Tus empleados deben ser una prioridad. No enfoques todos tus esfuerzos en marketing durante este tiempo. tus empleados mantienen tu negocio en marcha, entonces, ¿cómo puedes cuidarlos?

Tal vez puedas darle a tus empleados la opción de trabajar 100% de forma remota, recuérdeles que los alientas a quedarse en casa si se sienten enfermos.

También puedes ofrecer soporte a los trabajadores que se estrenan en el teletrabajo, reducir los turnos para disminuir el número de trabajadores esenciales en las instalaciones físicas.

Debes establecer planes para reemplazar a quienes se encuentren afectados por el COVID-19. Cuanto más puedas tranquilizar a tus empleados, mejor podrán apoyar a tu negocio y a tus clientes.

Lo que los propietarios de pequeñas empresas pueden aprender del coronavirus

De crisis anteriores hemos aprendido que las empresas que adoptan la postura de recortar y retener no son beneficiadas en lo absoluto a diferencia de aquellas que reducen e invierten con reflexión.

Sé que esto es difícil, y espero que puedas aguantar y concentrarte en el presente y en servir a tus clientes y personal.

Tienen miedo, y lo que haces o compartes puede ayudar a aliviar esos temores. Recuerda ser cuidadoso e intencional sobre lo que estás diciendo.

Si tu pequeña empresa se ve afectada negativamente por el coronavirus, también es un buen momento para reevaluar los fundamentos de tu negocio, incluida la forma en que COVID-19 está afectando tu marketing digital. ¿Cómo enfrentarás una crisis la próxima vez que ocurra? ¿Hay cosas que haría de manera diferente para estar más preparado o evitar pérdidas?

Como todo lo demás en la vida, esta es una experiencia de aprendizaje. Mantente saludable, seguro y positivo.